Discreto, auténtico y natural; palabras que describen la nueva cadena de hoteles de alta gama, Hoteles Zannier. Nació en 2011 cuando Arnaud Zannier se enamoró de un chalet espectacular en Megève, escondido en el corazón de los Alpes y decidió lanzar su primer proyecto hotelero. Sin embargo, « el chalet » no era un simple proyecto, lo cierto es que este ha encarnado una nueva manera de contemplar los hoteles lujosos enfocándose en el « arte de vivir », lo auténtico, lo profundo… Básicamente, en volver a los valores esenciales.

Disfruta del momento, déjate embelesar por el lugar

Este podría ser el slogan de Zannier Hotels. Cada resort del grupo se centra exclusivamente en el lugar, en su alma y en su historia. Desde los Alpes a Camboya, de Asia a Europa, sitios seleccionados escrupulosamente por la cadena y que, confirma su exclusividad y posiblemente la imposibilidad de encontrar un lugar igual. Cada lugar transmite un ambiente particular que impide encontrar su similitud. En todos y cada uno de ellos, se respeta su paisaje y naturaleza. Alojarse en cada uno de ellos se convierte en puro placer e inmersión en tiempos pasados. En definitiva, el objetivo de la saga hotelera consiste en ofrecer un confort total, con discreción y elegancia, conservando siempre la pureza del lugar.

 

La marca Zannier

Zannier Hotels intenta transmitir emociones a través de su arquitectura, su ambiente y la calidad del servicio. Es todo cuestión de encontrar el equilibrio perfecto para crear momentos únicos. Preservar la cultura local, elegir texturas y tonos naturales, respetar por el medio ambiente y las costumbres ancestrales, son los valores fundamentales del grupo. En lugar de imponer su estilo propio en países con personalidades completamente distintas, Zannier Hotels se adapta a cada cultura, utilizando materiales locales para construir sus hoteles y decorando los interiores en base a gustos.

  • Le Chalet Zannier

Un chalet alpino muy auténtico situado en Megève, Francia y que transmite un encanto especial al nivel de un hotel de 5 estrellas. Cuenta con 12 suntuosas habitaciones y suites de una belleza excepcional. Un centro de relajación, un bar/living área con chimenea, un restaurante gastronómico exquisito llamado « La Ferme de mon Père » y con unas vistas espectaculares. Todo junto, crea una experiencia inolvidable en este maravilloso lugar.

  • Phum Baitang

Situado en Siem Reap, en el país de Camboya, se trata de un autentico pueblo camboyano llamado « Green Village ». Un resort increíble, en pleno campo, de hecho, a pocos pasos de cultivos de arroz. Es un lugar ideal donde alojarse para visitar el templo Angkor y muchos otros monumentos emblemáticos que se encuentran por la zona. Está compuesto de 45 villas, de las cuales 20 disponen de una piscina privada. Tanto su interior como su exterior son extraordinarios ya que en todo momento se ha mantenido y respetado el paisaje y estilo camboyano. El spa, el bar en la piscina y el Cocktail Lounge hacen de este lugar una experiencia brutal. Además de sus dos restaurantes, uno inspirado en la cocina local y otro que ofrece comida más internacional.

  • 1898 The Post

Una antigua oficina de correos, localizada en Ghent, Bélgica, concretamente en pleno centro medieval de la ciudad. Cuenta con 38 habitaciones y suites, la mayoría de ellas dúplex. Alojándose aquí, los huéspedes pueden descubrir uno de los secretos mejor guardados de la historia europea. En el club, podemos disfrutar de cócteles y pasteles caseros mientras observan el precioso centro histórico. Con sus altos techos, colores y antigüedades, el 1898 The Post, hace posible que sus huéspedes puedan viajar en el tiempo, a una época en la que la belleza y el romanticismo eran básicos.

  • Omaanda

Situado en una reserva natural de animales de unas 9000 hectáreas en Windhoek, Namibia. De un lujo elevado, cuenta con 10 chozas redondas de paja de un diseño espléndido y con mucho encanto inspirado en la arquitectura tradicional de Ovambo. Manteniendo el tranquilo ritmo del lugar, el restaurante sirve una cocina muy variada, desde un desayuno casero a una increíble cena para compartir. También dispone de una piscina exterior con un diseño espectacular que permite a sus huéspedes refrescarse. Además de los safaris y excursiones que puede proporcionarte.
El arte del paladar, en todas partes

Para Zannier Hotels, la comida debe ser siempre un manjar. Cada plato debe ser capaz de transportar al comensal a un lugar, aportarle placer y una mezcla de sabores explosiva. Teniendo un equipo de chef muy profesionales, capaces de crear platos exquisitos que colaboren y hagan posible la experiencia única del huésped.

 

 

Nuevos lugares, misma filosofía

En el sur de África, hay dos resorts en desarrollo : Sonop, en pleno corazón del desierto Namibiano y el otro en Vietnam, que debe aún ser presentado. Al igual que Omaanda, ambos compartirán los valores del grupo y por lo tanto, se integraran en el paisaje y la naturaleza del lugar. En Vietnam, sabemos que el nuevo hotel contará con una bahía privada en la que los huéspedes podrán caminar en una playa de 900 metros de largo y nadar en un arrecife de coral.

Cada hotel Zannier busca transmitir la belleza del mundo y sus culturas.

 

 

Recommend
Share
Tagged in

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies