Viaja a Chiang Mai al norte de Tailandia, dónde justamente en noviembre se celebra la combinación de dos de los festivales luminosos más bonitos del mundo, el festival Yi Peng y Loi Krathong.

Khom LoiLo más impactante es ver como todos los habitantes se reúnen para lanzar hacia el cielo miles de lámparas de papel de arroz iluminadas, denominadas por los locales como Khom Loi y en las que algunos deciden escribir en ellas deseos, mensajes y plegarias. Se trata de una celebración de origen budista, que simboliza el deshacerse de todos los males y la recepción de fortuna a cambio, algo muy importante en la religión budista. Según sus creencias, si la lámpara desaparece hacia el infinito sin que la luz se apague, es augurio de un año estupendo. Si consigues dejar ir tu lámpara correctamente, se dice que tus deseos y plegarias se harán realidad. Sin embargo, en caso de que la lámpara se incendie poco después de ser lanzada, se considera un símbolo de muy mala suerte.

KrathongEste festival es de una inmensa magnitud ya que coincide con otro gran festival tailandés llamado Loi Krathong. Los locales crean pequeños objetos flotantes, llamados Krathong, hechos de hoja de plátano, cubierto de flores exóticas, velas e incienso. Una vez acabados, por fines religiosos, al igual que en el festival Yi Peng, los creyentes dejan ir sus pequeños flotantes por el río con las velas y el incienso encendidos como símbolo de ofrenda al dios del agua. Es un ritual importante para los habitantes de Chiang Mai ya que al ser la mayoría de ellos agricultores, aprovechan para pedir perdón al dios del agua por malgastar los recursos o contaminar su agua tan pura. Otros, colocan monedas en el interior de su Krathong para apelar a la buena fortuna o incluso dejan un mechón de pelo y trozos de uñas como símbolo de desarraigo con la furia, dolor y desgracias.

Sin duda, visitar Chiang Mai en estas fechas vale la pena para contemplar este maravilloso espectáculo de la cultura tailandesa que causan las lámparas volando por el cielo y los flotantes por el río. Ver cómo se ilumina el cielo de esperanza, deseos y plegarias a través de miles de Khom Loi, pone los pelos de punta. Al igual que ver la conexión que tienen con sus dioses y sus maneras de dar las gracias.

 

 

Recommend
Share
Tagged in

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies