Las calles más bonitas del mundo

Las calles más bonitas del mundo

 

Via Margutta (Roma)

Una calle estrecha, coqueta, de la Roma vieja con encanto y situada muy cerca a la Piazza di Spagna. Buganvillas, adelfas, geranios, paredes de hiedra, improvisados puentes verdes entre edificio y edificio…

 

 

Cais da Ribeira (Oporto)

Sin duda, la mejor panorámica que podemos obtener de la ciudad es desde la arteria de agua dulce, desde el Duero. Específicamente Cais da Ribeira, donde las casas se apiñan en un caótico orden de azulejos y ropa tendida, sobre bares, restaurantes, terrazas y frente al Duero.

 

 

El Gran Canal (Venecia)

Aunque sea un canal, Venecia es Venecia, y entre librerías húmedas, galerías y museos de arte sin fin, el premio se lo lleva el Gran Canal. Éste tiene forma de S, trazando una curva que divide a la ciudad en dos, solo unidas por las románticas góndolas y los vaporettos.

 

 

Rue Petit Champlain (Quebec, Canadá)

Dicen que la Rue Petit Champlain es la calle comercial más antigua de América del Norte. Al igual que sus famosas escaleras, las Breakneck Stairs, las primeras escaleras de Quebec. Se caracteriza por su estrechez, cuestión que no le impide ser una de las más paseadas y fotografiadas, su arquitectura, heredera del estilo Nouvelle France.

 

 

La calle Azul (Chefchaouen)

Chefchaouen es la ciudad en la que te puedes sentir como en el fondo de una piscina. Paredes y suelos blancos, puertas y ventanas de un azul claro pero intenso. De entre todas, hay algunas que están pintadas de azul desde el suelo al techo.

 

 

Agueda (Portugal)

Durante el verano, la ciudad de Agueda se vuelve un escenario de fantasía gracias a los paraguas flotantes que cubren a los paseantes de los rayos de sol. Desde hace unos años, todas las calles peatonales del centro se visten con esta liviana techumbre de colores, que bien merece un paseo.

 

 

 

Royal Mile (Edimburgo, Escocia)

La calle más conocida de Edimburgo también es una de las más bellas de la zona. Mide una milla escocesa y paseando por sus 1,8 km se puede disfrutar del castillo de la ciudad, iglesias, catedrales y más.

 

 

Washington Street (Brooklyn, Nueva York; Estados Unidos)

Washington Street posee todo lo que un turista puede querer fotografiar de Nueva York: las casas de ladrillo visto de Brooklyn, las sobrias escaleras de emergencia, el Puente de Manhattan y un toque indudablemente urbano.

 

 

 

Heerstraße (Bonn, Alemania)

En abril, esta callecita de Bonn se convierte en un lugar como de cuento de hadas. Sucede cuando los cerezos florecen y cubren de color rosado los árboles y el suelo, que recibe los pétalos caídos.

 

 

 

Rúa do Franco (Santiago de Compostela, Galicia)

Estrecha, oscura y misteriosa, guarda todavía la herencia de los taberneros medievales, que se asentaron allí para atender a los peregrinos.

 

 

Brouwersgracht (Amsterdam)

La calle más bonita de Ámsterdam. Sus llamativos edificios, que corresponden a antiguos almacenes de mercancías, fueron antes fábricas de cerveza, han sido convertidos en viviendas con mucho encanto, sobre todo después de un paseo en bicicleta.

 

 

Paseo de los Tristes (Granada)

Una hermosura difícil de igualar. Es una paseo que llama a la melancolía, con su vegetación ribereña y salvaje, su adoquinado de otro tiempo y su imponente vista de la Alhambra.

 

 

Rozenhoedkaai (Brujas, Bélgica)

No hay rincón en Brujas que no despierte un suspiro, pero Rozenhoedkaai se lleva el premio. No obstante, esta panorámica, fotografiada por miles de personas al año, esconde algo más que belleza, pues aquí comenzó la mismísima ciudad de Brujas en el siglo IX.

 

 

Calle del Mercado (Molivos, Lesbos; Grecia)

Esta calle de Molivos, en la hermosa isla de Lesbos, representa una de las muchas zonas empedradas de la ciudad, adosada por antiguas casitas de pescadores de tejado rojo reconvertidas en cafés, restaurantes, galerías de arte y muchas flores.

 

 

Lombard Street (San Francisco)

Mundialmente conocida por su tramo entre Russian Hill y Hyde Street, que se trazó en zig zag para evitar un vertiginoso 27% de pendiente. En cada curva, un jardín.

 

 

Nerudova (Praga)

Colorida, pintoresca, animada, viva… Y empinada. Nerudova es el camino directo para llegar al Castillo de Praga. En esta calle vivían nobles y burgueses, cosa que se nota en las fachadas de los edificios.

 

 

 

 

Neal’s Yard (Londres)

La más pintoresca y llena de vida es Neal’s Yard, situada en Covent Garden entre Shorts Gardens y Monmouth Street. Un oasis artístico al que solo llegan los turistas más avezados y donde todo llama al relax y a lo natural.

 

 

Rue Norvins (París)

Quizás París es la ciudad con más calles bonitas. Sin embargo, destacamos Rue Norvins: una calle peatonal, adoquinada, estrecha, con el encanto de París en sus boulangeries y bistrós pero, ante todo, por el efecto sorpresa que produce el ir caminando por ella, pasar su suave curva y ¡boom! Montmartre en todo su esplendor.

 

 

Österlånggatan (Estocolmo)

Entre las calles más conocidas de Gamla Stan, el casco histórico de Estocolmo, se encuentra Österlånggatan, Västerlånggatan. Caracterizada por sus casas palaciegas de colores, altas y estrechas con el puerto a un paso.

 

 

Carrera 4 (Cartagena de Indias, Colombia)

A orillas del mar Caribe, en la tranquila ciudad colonial de Cartagena de India. Adentrarse en el Casco Viejo de esta ciudad amurallada es todo un viaje a una época colonial brillante.

 

 

 

Fuente: traveler

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies